Menú
Estás Leyendo:
Miralo en
Menú

RIP flat-material-responsive. Larga vida al Diseño

Las modas y tendencias, benditas y "salvadoras" palabras mágicas. El mundo no puede vivir sin ellas, sin pronunciarlas y sin incluirlas dentro del léxico cotidiano. Es una cuestión de status, modernidad y avant-garde, y una vez impuestas se transforman en el paradigma sobre el que se debe contemplar el mundo.

Hagamos el ejercicio de sincerarnos y reflexionemos sobre aquellas modas y tendencias no muy lejanas: sitios web con intro, la música de fondo, los excesivos parallax, las tipografías pixel de tamaños mínimos, los one-page infinitos, sitios comprimidos en el above-the-fold y cómo olvidarnos de los simpáticos contadores de visitantes.

Inhalemos profundo, contemos hasta 8 y exhalemos, dejemos salir esos recuerdos y hagamos lugar para que crezcan los cimientos sobre los que se apalanca nuestro oficio: la comunicación.

Un diseñador (cualquiera de sus especialidades) es un comunicador social y debe anteponer el mensaje ante todo. Para aquellos que nos dedicamos a lo digital, la experiencia misma de la interacción del usuario frente a las interfaces termina siendo el mensaje en sí mismo, planteándonos el singular desafío de narrar una relación, lidiando con las expectativas, escuchando al otro, proponiendo, dialogando y volviendo a empezar. El diseño digital es una relación viva que evoluciona, crece, se perfecciona, desafía, aprende y vuelve a desafiar tanto a los usuarios como a los propios diseñadores.

El diseño digital es diseño interactivo, es diseño vivo, es diálogo, es verdadera comunicación. Lo visual deja de ser algo estático para convertirse en una interface a través de la cual el usuario lleva adelante una acción para concretar un objetivo.

la experiencia misma de la interacción del usuario frente a las interfaces termina siendo el mensaje en sí mismo

Hay un largo camino que debemos recorrer antes de intentar pronunciar las palabras de moda en nuestras meetings, calls, briefings, kick-offs y brainstormings. Tenemos la responsabilidad profesional de abstraernos de lo superfluo y ahondar en las necesidades de comunicación y uso:

  • ¿con quién voy a interactuar?
  • ¿que puntos de contacto tendré?
  • ¿que objetivo se espera cumplir a través de esta interface?
  • ¿en que contexto sucederán estos contactos?
  • ¿que objetivo se espera cumplir en cada contexto de uso?

Una vez que respondamos estas preguntas podremos empezar a planificar el masterplan de la plataforma digital que mejor se ajuste a las necesidades.

Al hablar de "Material Design", "Flat Design", "Responsive Design", "[inserte moda] Design" estás incorporando un paradigma que nació para resolver un problema de comunicación específico: con sus propios códigos, sus propios objetivos y su resultante experiencia de uso.

Entonces, si en el diseño digital la experiencia es el mensaje, ¿tan fácilmente vas a adoptar el mensaje de otro como propio? ¿acaso tus necesidades coinciden exactamente con las soluciones que otros construyeron para las suyas? ¿el lenguaje estético coincide con las premisas del flat design? ¿realmente necesitás una experiencia responsive o una solución adaptative + web app es más conveniente?

No estoy hablando del cuestionamiento a lo establecido por la anarquía en sí misma. No hablo de descartar las experiencias. No hago apología a reinventar la rueda a cada paso, ni mucho menos del uso de la soberbia como parte del proceso creativo.

Hablo de ser libres de crear. Hablo de cuestionarlo todo, de discutirlo, de desmenuzarlo y volverlo a armar. Hablo de entender el qué, porqué y para quién. Hablo de ser creativamente irreverentes, de aprender de las soluciones brillantes y de saber distinguir los errores. Hablo de no aceptar las cosas porque sí. Hablo de reconocer nuestro compromiso profesional de comunicar.

Una vez que seamos conscientes de nuestros desafíos en la construcción del mensaje digital, vamos a entender que conceptos "de moda" como Flat Design, Material Design y Responsive Design no son relevantes y que, al final del día, el proceso de diseño es lo que construye comunicación.

Creá.
El diseño jamás pasará de moda.