Menú
Estás Leyendo:
Miralo en
Menú

El negocio creativo

El "ambiente creativo", que lugar tan estereotipado. Informalidad, inspiración, magia, "craneos" (del verbo cranear) a trasnoche, el último momento como punto de llegada, caprichos, conceptos bilingües, mucha cafeína, pies arriba de las mesas, complejos de Peter Pan y la inocencia de querer cambiar el mundo un concepto a la vez.

La "inspiración", que lugar tan sobrevaluado. Ese mundo mágico en donde la sinapsis neuronal trasciende y accede a un plano de claridad superior. Un mundo que separa a los Inspirados por sobre el rebaño, autoproclamándolos como creativos.

Los "creativos", que rol tan autárquico. La dictadura del "distinto" por sobre lo colectivo, los vicios de una industria que se sobrevalora y se canibaliza a sí misma, que se idealiza, se fragmenta y que reduce a reflejos epifánicos el esfuerzo de voluntades felizmente yuxtapuestas y distantes.

Como un negocio de valor agregado, la industria de la creatividad debe, obligatoriamente, agregar valor en todos los eslabones de producción (si, permítanme ser aguafiestas: existe un proceso de producción serio y controlado). Esta industria necesita de la seriedad, el profesionalismo, los procesos, las estructuras y la certidumbre para sentar las bases de un contexto que permita a cada persona dar lo mejor de sí.

La creatividad debe ser el hilo que lo conecta todo, el denominador común.

No se trata de esperar la iluminación de la inspiración creativa de algunos, todos somos creativos, pero algunos se animan a serlo más que otros. La creatividad necesita de creer en uno mismo, de hablar en voz alta, de equivocarse (si, de equivocarse mucho!), de confrontar argumentos, de incorporar nuevos puntos de vista, de comprender el contexto y de seguir pensando.

No se puede concebir un modelo de equipo en donde la creatividad esté reservada solamente para un grupo de personas. Si solo algunos son “los creativos”, ¿qué queda para los demás? ¿los reducimos a ser simplemente bots? ¿dónde queda el enriquecedor resultado de la sinergia?

La creatividad debe ser el hilo que lo conecta todo, un denominador común.

Necesitás de la creatividad.

Hay un porqué en el que no hay "equipo de creativos" en Agencia EGO, creemos en que cada uno desde su lugar está construyendo valor y que el combustible de este valor es la creatividad. Cada instancia dentro del ciclo de vida de un proyecto requiere de una visión creativa integral para que tanto el cliente como nosotros mismos estemos satisfechos y orgullosos con los resultados.

  • Necesitás de un Comercial creativo que encuentre nuevas formas de relacionarse y seducir a los clientes.
  • Necesitás de un equipo de Cuentas y Producción creativo que encuentren la mejor forma de encadenar procesos con las expectativas y necesidades de los clientes con la capacidad del equipo.
  • Necesitás de Diseñadores y Desarrolladores creativos que se cuestionen y no den nada por sentado.
  • Necesitás un equipo de Recursos Humanos, Administrativo y Legal creativo que permita a todos trabajar seguros, cómodos y cuya única preocupación sea enfocarse en sus tareas.
  • Necesitás de una Gerencia creativa que comprenda el negocio, que entienda el camino a seguir y que sepa apoyarse en su equipo para construir en conjunto algo que es claramente superior a las individualidades.

El Negocio Creativo

El “ambiente creativo”, que lugar tan simplificado. Detrás de un proceso creativo hay una suma de procesos profesionales que requieren de experiencia, trabajo, dedicación y evolución constante.

El “negocio creativo”, que tarea tan gratificante. Se trata de grupos, de personas, de vínculos, de crecimiento y de tener una visión compartida. No hay tareas mecanizadas, no hay magia, no hay nada que se dé por sentado. Es una constante evolución y aprendizaje, es llegar tan alto como las alas que les des a tu equipo.

La “creatividad”, ese bien que crece mientras más sea compartido.