Menú
Estás Leyendo:
Miralo en
Menú

Cómo diseñar para seres humanos

La usabilidad es todo. Es una construcción colectiva a lo largo de nuestra evolución, es un gran escenario en donde transcurre la vida cotidiana. Usabilidad es una disciplina que une aspectos de la psicología cognitiva, la semiología, la teoría de la percepción, el lenguaje visual, el lenguaje verbal, la arquitectura de información y la ergonomía, entre otros estudios.

Diseñando experiencias para humanos

Los seres humanos tenemos un instinto de supervivencia que hace que los artefactos que nos rodean se adapten a nuestras necesidades de una u otra forma, a veces encontrando nuestra propia manera de interactuar con las cosas, mediante vías paralelas en lugar de usar los métodos originales con los cuales fueron concebidas para ser maniobradas.

Muchas veces pensamos que no tenemos la capacidad de aprender a usar una herramienta con facilidad, ¿Se acuerdan la primera vez que intentaron usar After Effects sin haber visto algún tutorial o un onboarding? ¿Alguna vez intentaron sacar un turno en la página de la AFIP sin caer en desesperación?.

Posiblemente estas herramientas no fueron diseñadas con una conciencia de uso práctico y real centrado en las necesidades del usuario y mucho menos fueron validadas con técnicas de medición de su usabilidad como un eye tracking, heat maps, A/B testing o desde la observación misma.

En el mundo digital, como en el mundo físico, existen tareas concretas que los usuarios deben cumplir. Internet es un enorme conjunto de micro-interacciones y estímulos que los suelen desconcentrar al momento de tomar decisiones por cada intención de uso. Nuestro trabajo como analistas es guiar a los usuarios por caminos orgánicos, dando foco y creando experiencias memorables y accesibles. Para ello tenemos que afrontar nuestro trabajo con responsabilidad, pasión y sobre todo con empatía. Tenemos que ser capaces de entenderlos, de ponernos en sus zapatos y comunicarnos no solo desde la razón sino también con el corazón.

En Agencia Ego tenemos la oportunidad y la responsabilidad de trabajar con aplicaciones que utilizarán millones de personas. De nosotros depende mitigar los puntos de dolor y posibles frustraciones de quienes navegan por ellas.

Es utópico pensar que no existirá una dificultad inicial al ver un producto nuevo. Cuando los usuarios debutan con una interfaz es esperable que haya reacciones de todo tipo, es ahí donde entra en jaque nuestro ego como diseñadores y tenemos que estudiar sus reacciones para validar los aciertos y corregir los errores.

En un test de usabilidad es tán importante detectar un error como una tarea exitosa, que los usuarios se equivoquen o no concreten objetivos es normal y necesario para mejorar. Trabajar sobre el error es ser conscientes de nuestras capacidades, e iterar en base a ellos es la mejor manera de mejorar el proceso de maduración de nuestra aplicación.

En Agencia Ego tenemos la oportunidad y la responsabilidad de trabajar con aplicaciones que utilizarán millones de personas. De nosotros depende mitigar los puntos de dolor y posibles frustraciones de quienes navegan por ellas. No hay reglas tácitas que establezcan si algo es lindo o feo, pero si hay estándares concretos para medir si algo es usable o no lo es.

Algunas premisas

  • No asumir que tenemos certezas sino hipótesis.
  • No pensar que el usuario entiende deliberadamente todo lo que le pondremos frente a sus ojos.
  • No subestimar su lógica y su modelo mental, existen tantos razonamientos como personas en el mundo. Si creemos que solo hay una manera de pensar las cosas no estamos siendo conscientes de la realidad. Esto no quiere decir que no defendamos nuestras posturas, si no que contemplemos una opción b si por X motivos los que diseñamos no funciona.
  • Decodificar problemáticas complejas en tareas simples. Olvidarnos de los casos concretos y pensar los flows con un nivel de abstracción aún más alto. Hacer este ejercicio ayuda a abrir la mente cuando estamos muy sesgados.
  • Brindar feedback en cada instancia en la que sea necesario ya sea de manera verbal, visual, sonora o háptica (respuesta táctil). Este es un principio importante de toda interacción que no siempre se cumple.
  • Brindar atajos y accesos alternativos a las funcionalidades en los momentos indicados. Esto nos servirá para prever intenciones de usuario. Pueden ser las más utilizadas, o las más core, no es malo duplicar funcionalidad para acercar al usuario múltiples formas de concretar una tarea.
  • Proveer ayuda ante eventuales errores. El usuario siempre debería tener una vía de escape o recuperación si siente que el (o el sistema) fallaron en algo. Se trata de abrir puertas, brindar caminos y opciones idealmente no excluyentes en lugar de laberintos sin salida.
  • Usar un lenguaje empático y natural, sin tecnicismos. El contenido de una plataforma digital es tan importante como su look and feel. A veces nos encontramos en encrucijadas entre sí una pantalla es lo suficientemente "bella" o "usable". Desde mi punto de vista lo que hace que una experiencia sea genial es el equilibrio entre funcionalidad, contenido y estética, ese complemento entre el impacto visual y funcional.
  • Una UI sencilla con una guía de estilos consistente, versátil, que denote lo que representa en cada uno de sus componentes (su affordance), es una de las herramienta clave para sostener ecosistemas digitales complejos, hacerlos flexibles y resistente a los cambios.

El paradigma digital

En la facultades de diseño nos enseñan a aplicar reglas rigurosas para el diseño editorial, por ejemplo el uso tipográfico: el uso de grillas, el kerning, el tracking, la caja, el punto.. el diseño digital no solo sigue estos principios como antecedente, sino que crea sus propios principios. Estos son más complejos al tratarse de productos dinámicos e interactivos en donde los usuarios le dan sentido a la interacción. Es por eso que tendremos que redoblar la apuesta creando la práctica y la teoría en paralelo para darle forma al mundo que viene, en donde a diario seguirán surgiendo nuevos dispositivos y tecnologías que harán mutar las interfaces cada vez más rápido.

Hoy más que nunca humano y sistema comparten una delgada línea

Desde mi visión creo que es determinante que los diseñadores de interacción, los diseñadores visuales, los devs, los redactores, los analistas funcionales y todos los que participen de un proceso creación o rediseño de un producto digital incorpore estas nociones.

Hoy más que nunca humano y sistema comparten una delgada línea en la que automatizacion y algoritmos hacen el trabajo de enriquecer los contenidos y hacerlos aparecer en el momento indicado, en el lugar indicado. Apropiemonos de estos recursos para potenciar las experiencias de uso en pos de una nueva era de interfaces no solo amigables, si no expertas en anticiparse a las necesidades de nuestros usuarios.

El "World Usability Day" se celebró el 10 de Noviembre de 2016, impulsado por UXPA (User Experience Professionals Association).